Descubierto cementerio egipcio de hace 3000 años

Aunque suene a tópico, Egipto es uno de los países con mas misterios del planeta. Las pirámides, los dioses y los avances científicos que poseían nos han cautivado desde su descubrimiento. Como no podría ser de otra forma, una vez más nos vienen noticias del país de los faraones, y nos transportamos en este caso a una época lejana. Hace unos 3000 años.

Busto de Amenhotep II - piedra

Busto de Amenhotep II – piedra

El hallazgo se dio cuando un grupo de arqueólogos italianos estaba trabajando en las excavaciones del tempo dedicado al faraón Amenhotep II (o Amenofis II), de la XVIII dinastía cuyo periodo de mandato es objeto de polémica entre diversas fuentes.

El complejo arquitectónico se encuentra a unos 700 km de El Cairo, en el  gran yacimiento de Luxor. Como era común entre las formas de enterramiento de la época, en la zona de los hallazgos se han encontrado diferentes ‘habitáculos’. Cada tumba – datan de entre 664 y 1075 a. C – tiene una oquedad que conduce a otro pequeño recinto donde se enterraba al fallecido y se almacenaban distintos enseres y ofrendas para el paso del difunto al mas allá.

En su interior los arqueólogos han hallado varios restos óseos humanos, así como algunos vasos canopos en muy buen estado, empleados para conservar los órganos del fallecido. Los vasos representan a los cuatro hijos de Horus, representado por el halcón, dios esencial para la religión egipcia de esa época. Así se ordenan las vasijas:

– Amset:  tapa en forma de cabeza humana (hígado).

Muestra de los vasos canopos encontrados.

Muestra de los vasos canopos encontrados.

– Duamutef: tapa en forma de chacal (estómago).

– Hapy:  tapa en forma de cabeza de babuino (pulmones).

– Kebeshenuef: tapa en forma de cabeza de halcón (intestinos).

Con estas informaciones podemos hacer una pequeña reflexión: Estos templos, que eran monumentos funerarios de carácter religioso, tenía el nombre del faraón que gobernaba (en este caso Amenhotep II). Pues bien, puede uno imaginarse la importancia que se les daba en esa época a esas figuras, y lo simbólico que tiene el hecho de que se hayan descubierto ahora estos recintos mortuorios  debajo del faraón, a los pies de su rey. Y es que no es casualidad que los arqueólogos hayan tardado más en desenterrarlos, pues el común de los mortales era de un ínfima importancia comparados con el faraón. De hecho no se han dado datos de a quiénes pueden pertenecer los huesos hallados. Una vez más, los poderosos escriben la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s