Los exoplanetas: la esperanza de que no estemos solos

En el artículo de hoy vamos a explicar qué son y por qué deben interesarnos los exoplanetas, y en posteriores publicaciones hablaremos de algunos casos concretos.

Así es el satélite que alberga al telescopio Kepler

Así es el satélite que alberga al telescopio Kepler

Primero la definición de turno: exoplaneta es un planeta que orbita alrededor de otra estrella que no es el Sol, la nuestra. Descartamos por tanto a los 9 planetas de nuestro sistema. Pues bien, en estos planetas perfectamente podría haber vida, y de hecho existen muchos científicos que piensan que es cuestión de tiempo descubrirla. ¿Será vida inteligente, capaz de crear arte? ¿Serán pacíficos o tan belicosos como nosotros? ¿Serán simplemente bacterias? Algo casi imposible hoy en día es pensar que no exista vida.

Lo que hay que buscar en esos exoplanetas son condiciones similares a las de la Tierra: atmósfera, agua, temperatura y formaciones vegetales, aunque quizá esto pueda ser un pequeño error, ya que así es la vida como la concebimos notros, pero ¿y si hay organismos capaces de vivir en condiciones diferentes, más extremas de temperatura por ejemplo? En fin, estas incógnitas las dejamos para más adelante, de momento centrémonos en las condiciones parecidas a las de la Tierra.

Rango de acción de Kepler en la Vía Láctea

Rango de acción de Kepler en la Vía Láctea

¿Cómo se desarrolla esta labor de búsqueda? En parte gracias al telescopio espacial Kepler (funcionando a partir de 2009), que gira en forma de satélite al rededor del Sol en busca de nuevos planetas. Lo cierto es que ha descubierto un buen número de exoplanetas similares a la Tierra: Se habla de unos 17.000 millones – cifra casi inimaginable –  de tamaño similar al de nuestro planeta. Dicen los astrónomos que una de cada seis estrellas puede tener un planeta ‘hermano’ de la Tierra. Estas cifras astronómicas – nunca mejor dicho – no implican que todos esos planetas alberguen vida, sino que las posibilidades son enormes.

Asi es KOI 172.02 comparado con la Tierra

Asi es KOI 172.02 comparado con la Tierra

Una cifra menos espeluznante: 461 son los candidatos más fuertes por ahora, de los cuales cuatro orbitan en la llamada “zona habitable”, es decir aquella que permite el agua en su estado líquido por una adecuada distancia de su estrella.

El ejemplo, para finalizar, es el KOI 172.02, perteneciente a la estrella KOI 172, de la constelación Cygnus. Es un exoplaneta que se encuentra a  unos 112 millones de km de su estrella (la Tierra está a 150) y tarda 242 días en dar la vuelta a su astro (la Tierra tarda 365), por lo que se está estudiando con cautela para buscar vida, y confirmar que…

NO ESTAMOS SOLOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s