La maldición de Tails Doll

El mundo de los videojuegos no escapa de las garras de las leyendas urbanas. La historia de hoy nos trae como protagonista a Tails Doll, un personaje del juego Sonic R, el cual está envuelto en una trama macabra, con asesinatos y apariciones ¿Os atrevéis a jugar con nosotros?

Tails Doll es uno de los personajes desbloqueables del videojuego Sonic R lanzado en 1997. Este personaje es creado por el Dr. Robotnik, padre del Metal Sonic y del Metal Knuckles, quien a la hora de replicar en forma de robot a Tails, optó por utilizar algodón, trapo e hilo.

La leyenda nos traslada a Los Ángeles, California. Una madre llamó varias veces a su hijo para cenar, pero éste no acudió. Cuando subió extrañada a su habitación al ver que no contestaba, se lo encontró muerto, con los labios azules, las pupilas dilatadas y espuma en la boca. Tenía la mirada perdida, y la televisión repetía una y otra vez la canción Can you feel the sunshine?.
En la declaración que firmó la madre ante la policía aseguró que su hijo solía pasar demasiado tiempo jugando a la videoconsola, y que últimamente andaba obsesionado con desbloquear a un nuevo personaje o algo así.
Según la autopsia se descubrió finalmente que el niño murió asfixiado por culpa de un ataque epiléptico, lo cual era raro ya que no tenía ningún antecedente familiar con esa enfermedad. El día del funeral, la madre decidió regalar las pertenencias de su hijo entre los asistentes y le regaló la Sega Saturn al mejor amigo de su difunto hijo. Éste encendió la consola y vio que traía dentro el juego Sonic R, y al empezar a jugar descubrió que lo último que había hecho su amigo antes de morir era desbloquear a Tails Doll.

Esta historia fue publicada en un foro por alguien llamado IRon7HuMB que aseguraba que era el mejor amigo del difunto. A partir de ahí el mito de Tails Doll se extendió como la pólvora por Internet. Incluso podemos encontrar un curioso origen de esta leyenda o maldición, en la que, remontándose a los años 80, un asesino en serie cuya marca era TD fue detenido no sin antes impregnar toda su sangre y maldad en un osito de peluche.

No sabemos muy bien por qué se crean estas leyendas con unos personajes tan inocentes, que solo sirven para entretener a los jugones. Tal vez su mirada perdida, sus costuras o su aspecto, al principio adorable pero luego inquietante hayan sido las razones por las que se utilizase el personaje de Tails Dolls.

Una vez leído esto… ¿Volveréis a jugar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s