La historia de los Oscars y el misterio

Ayer tuvo lugar, como todos los años, la ceremonia de los Oscar, los premios más reconocidos de la industria cinematográfica. Unos premios que no dudan en premias dramas, películas biográficas o films históricos. Incluso, aunque con menos frecuencia, también suelen ganar el premio gordo alguna comedia. Sin embargo, la Academia de Hollywood siempre es bastante más reticente a incluir los films de géneros que tratan normalmente los temas paranormales, como la ciencia-ficción o el terror.

A lo largo de todos estos años, solo un pequeño puñado de películas han conseguido, contra todo pronóstico, colarse entre las nominadas, y estamos hablando de cintas excepcionales, mientras que en dramas suelen incluirse todos los años algunos bastante mediocres. Este año sin ir más lejos, dejaron fuera de todas la categorías a Looper, la cinta de ciencia-ficción del año, que si bien puede personarse su ausencia en mejor película, si merecía al menos tener presencia en las categorías de guión original y montaje.

El silencio de los corderos

Y es que, en los 85 años que llevan entregando el famoso premio, solo ha habido una película con elementos fantásticos/sobrenaturales que haya ganado mejor película. El Señor de los Anillos: El retorno del rey (2003) batió muchos récords  ganando 11 premios de 11 nominaciones. También podemos señalar un único film ganador del galardón que se puede enmarcar dentro del género del terror: El silencio de los corderos (1992), aunque nos encontramos con un oscuro y terrorífico thriller de psicópatas que no trata, en ningún momento, con lo sobrenatural, o lo paranormal. Pero, ¿Cuantas películas con estos elementos han estado nominadas?.

 La primera que podría interesarnos sería Horizontes perdidos (1937), de Frank Capra. Nominada a 7 premios, de los cuales ganó los de mejor montaje y mejor dirección artística. El film trata de unos pasajeros de un avión, supervivientes de un accidente aéreo en el Himalaya, que son rescatados por los habitantes de Shangri-La, gente feliz y que no envejece. Ya en la década de los cuarenta, encontramos varia nominaciones para cintas enfocadas en un suspense muy oscuro, como Rebecca (1940), Sospecha (1941) o Recuerda (1945) todas ellas del maestro Alfred Hitchcock. La primera se llevó el premio de mejor película, aunque no el de mejor director.

De ahí hay que dar un gran salto hasta el año 1971, en el que encontramos nominada, no sin polémica, a La naranja mecánica, legendaria obra de ciencia ficción de Stanley Kubrick. No ganó ninguna de las cuatro nominaciones a las que aspiraba, e inexplicablemente, Malcolm McDowell se queda fuera de las nominaciones a mejor actor, en una de las ausencias más flagrantes e inexplicables que se recuerdan. Ya en 1973, Obtuvo la nominación por primera vez una película de terror pura, El exorcista. Poco hay que decir de este film del que pronto hablaremos en esta sección.

6061_45531En 1977, el mundo sufrió una conmoción con el estreno de Star Wars. Aunque sus elementos sobrenaturales pertenecen mucho más a la fantasía, que a la ciencia ficción, creo que la obra de Lucas merece una mención en este apartado. Steven Spielberg consiguió con En busca del arca perdida (1981), un gran puñado de nominaciones, siendo la cinta que más galardones se llevó en aquel año, aunque perdiendo el premio principal contra Carros de fuego. Una cinta de aventuras que, debido a los temas y misterios que se dedica a buscar el famoso arqueólogo, interesaran a todos los seguidores del misterio. Un año más tarde, de nuevo Spielberg estuvo presente en esa edición con E.T. El extraterrestre. El famoso extraterrestre robó el corazón de los académicos, pero no lo suficiente como para ganar.

Durante los 90, aparte de la ya nombrada El silencio de los corderos, nos encontramos con una nominada que, a pesar de no tratar de temas sobrenaturales, sí que puede ser del interés de nuestros seguidores, Apollo XIII (1995). Basada en la famosa misión espacial, era una de las favoritas, pero finalmente acabó perdiendo contra Braveheart. El sexto sentido (1999), fue la, hasta ahora, segunda película de terror puro nominada al más importante premio. La única película de horror con fantasmas nominada hasta el día de hoy (también aparecen fantasmas en El retorno del rey).

InceptionPoster3WBHDYa hubo que esperar hasta 2009, el año en el que la academia decidió ampliar el número de nominadas en el apartado de mejor película de cinco a diez. Debido a este aumento, encontramos dos películas enmarcadas en el género de la ciencia ficción, aunque una más fantástica que otra. Avatar, con 9 nominaciones, y la fabulosa District 9, representan el año más abierto de miras hacia estos géneros tan ignorados normalmente. El año siguiente, aunque más enfocada a la acción, nos encontramos otra muestra del género como es Inception (Origen), de Christopher Nolan. Ha habido también un buen número de films, con una importante presencia en las nominaciones, a pesar de no colarse la categoría reina, como Encuentros en la tercera fase (1977), Matrix (1999), o Hijos de los hombres (2004).

Como veis, estos temas han tenido sus representantes en los Oscar a lo largo de estos años, aunque de manera mucho más discreta que casi todos los demás géneros. Aún falta el año que gane una película que de verdad llene el corazoncito de todos los que somos fans de los temas paranormales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s