La sabiduría de las piedras

Gracias a la cultura ancestral de Japón, los habitantes de tierras orientales han sido avisados de los peligros naturales que han acechado sus tierras desde hace cientos de años. El 11 de marzo de 2011 un terrible tsunami azotó tierras niponas. Se salvó un pueblo gracias a unas viejas inscripciones en unas rocas. Conozcamos la historia.

okinawa-beachAneyoshi, una aldea de Japón, fue protegida del tsunami que golpeó el país el 11 de marzo de 2011, gracias a que los habitantes tomaron precauciones haciendo caso a las advertencias que los sabios antepasados dejaron escritas en piedra: no construir mas allá de esta roca.
Estas viejas advertencias son más comunes de lo que uno se puede imaginar. Cientos de estas piedras se reparten por las costas del país, sobre todo en zonas en las que se han producido mas tsunamis.
 A la hora de analizarlas, los expertos coinciden en que la mayoría de estas piedras tienen más de 600 años, dando a entender que, quiénes las construyeran o colocasen en ese lugar, tenían conocimiento de los peligros que suponía edificar en ese lugar.

full_1302119678JapanTsunamiWarningStone

Una de las numerosas piedras repartidas por toda la isla de Japón

Tras el temblor de 9 grados del 11 de marzo que afectó a la costa noreste de Japón, un enorme tsunami arrasó las costas, causando muertes y daños. Pero la ola se paró a 300 pies (menos de 90 metros) por debajo de la piedra. Los habitantes de Aneyoshi fueron protegidos por sus ancestros.

Tamishige Kimura, líder de la aldea Aneyoshi: “Nuestros antepasados conocían los horrores de los tsunamis, por lo que dejaron esa piedra para advertirnos, se podría haber evitado la mayor parte de los recientes daños si la gente hubiera prestado atención a las otras advertencias escritas en piedra”. 

Universidad Ritsumeikan, Itoko Kitahara, historiador: “Las piedras de tsunami son advertencias de hace muchas generaciones, enseñando a los descendientes a evitar el mismo sufrimiento de sus antepasados. Algunos lugares habían aprendido estas lecciones del pasado, pero muchos no lo hicieron”

Una mínima población que se mantuvo dentro de la “zona protegida por las piedras” se salvó, mientras que el resto, quizá por ignorancia, despreocupación (démonos cuenta que tras la Segunda Guerra Mundial el aumento de la economía asiática se hizo evidente, edificando en grandes cantidades y olvidándose de las zonas interiores) o cualquier otro motivo, fallecieron en la catástrofe. La cifra aproximada fue de 29.000 personas, entre víctimas y fallecidos

Para terminar, nos quedaremos con las palabras del historiador Fumio Yamashita, que tristemente nos trae una cruda realidad la cual no deberíamos dar la espalda si no queremos que cualquier tipo de desastre natural vuelva a ocurrir.

“Con el paso del tiempo, la gente se olvida inevitablemente, hasta que otro tsunami mata a otras 10.000 personas”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s