Pequeño resto… ¿OVNI?

¿Alien? ¿Primate Subhumano? ¿Niño deformado? ¿Momia feto? El Internet es un hervidero sobre la naturaleza de “Ata”, un esqueleto de 6 pulgadas de largo que apareció en un nuevo documental sobre los ovnis. Un científico de la Universidad de Stanford que osadamente entró en la refriega se ha planteado varias dudas sobre qué especie pertenece a Ata.

1366820606_3935_a2

La historia comenzó hace 10 años, cuando los restos diminutos habrían sido encontrados en una bolsa en un pueblo fantasma en el desierto de Atacama en Chile.  Ata terminó en una colección privada en Barcelona, los productores del documental, titulado Sirius, utilizaron la momia como evidencia de vida extraterrestre.

El otoño pasado, el inmunólogo Garry Nolan, director del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Proteómica del Centro de Sangre de Sistemas de Inmunología de Stanford en California, se enteró de Ata, y a través de un amigo contactó con los realizadores, ofreciendo darles una lectura científica de la muestra.

Entre las anomalías aparentes, Ata tiene 10 costillas en lugar de las 12 habituales y un cráneo muy deformado. “Le pregunté a nuestra unidad de cuidado neonatal cómo haría para analizarlo. ¿Habían visto este tipo de síndrome de antes?”. Él se dirigió a radiólogo pediátrico Ralph Lachman, co-director del Registro Internacional de Displasia Esquelética en el Centro Médico Cedars-Sinai en Los Angeles, California. “El literalmente escribió el libro sobre trastornos óseos pediátricos”, comenta Nolan. Lachman estaba impresionado. “Me dijo: ‘Wow, no he visto nunca nada como esto” “

Para estudiar el espécimen, Nolan buscaba pistas en el genoma de Ata.  Al principio se presumió que el espécimen tuviera decenas o cientos de miles de años (el desierto de Atacama puede ser el lugar más seco del planeta, por lo que Ata se podría haber conservado durante millones de años). Se consultó a los expertos que habían extraído ADN de los huesos de Denisovanos, un pariente asiático de los neanderthales europeos de la Edad de Piedra. Resultó que sus protocolos no eran necesarios. “El ADN era moderno, abundante y de alta calidad“, dice, “lo que indica que la muestra tienen, probablemente, unas pocas décadas”.

sn-skeleton-thumb-autox600-17029Para disgusto de los cazadores de OVNIS, Ata es decididamente de este mundo. Después de asignar más de 500 millones de lecturas de un genoma humano de referencia, lo que equivale a 17,7 veces la cobertura del genoma, Nolan concluyó que Ata “es humano, no hay duda de ello.” Por otra parte, la muestra B2 haplotipo-a de la categoría de ADN mitocondrial revela que su madre era de la costa oeste de América del Sur: Chile.

Mientras tanto, después de examinar las radiografías, Lachman llegó a la conclusión de Ata tenía una forma grave de enanismo, en realidad nació como un pequeño ser humano. Para probar esta hipótesis, tratará de extraer la hemoglobina de la médula ósea de la muestra y comparar las cantidades relativas de proteínas de la hemoglobina fetal en comparación con los adultos. La segunda posibilidad es que Ata, el tamaño de un feto de 22 semanas de edad, sufría de una forma grave de la enfermedad de envejecimiento rápido raro, progeria, y murió en el útero o después del nacimiento prematuro.

“Estoy muy contento con el resultado. Una vez que los análisis estén completos, presentaré  conclusiones para su revisión”. Nolan además desacredita a los que piensan que es un fake: “simplemente, no podrías falsificar algo así… a menos que fueras un extraterrestre.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s