Combustión Espontánea

Ese fenómeno que todo el mundo conoce pero que no aparece en las noticias. Existe y siempre quedan restos y testimonios para recordarlo.

El bombero George Mott de Crown Point, Nueva York estaba viendo un episodio de The Twilight Zone (La Dimensión Desconocida) con un amigo y le dijo:

george-mott2“A mi nunca me pasan estas cosas tan raras, me gustaría… “

 George vio cumplido su deseo. Cuando su hijo fue a visitarle a su hogar un par de días más tarde, se encontró con las ventanas ennegrecidas y el pomo de la puerta caliente. En el interior, se encontró con su padre reducido a cenizas en su cama. Una costilla y su cráneo eran los únicos restos que quedaban del bombero, aunque, inexplicablemente, estaban “encogidos”. Todo lo demás en la habitación estaba intacto.

 Los que le conocían sabían que George era bebedor y que también usaba un tanque de oxígeno, pero no estaba en la habitación, ni siquiera en uso, en el momento de su muerte. Un paquete de cerillas se encontraron junto a al tanque, pero ninguna utilizada.

Sik Kim, que contaba con 78 años, llevaba desde la juventud confinado en una silla de ruedas. Un vecino fue a hacer su habitual visita al anciano, cuando descubrió a Kim envuelto en una gigantesca llama azul, que salía reventada de su abdomen.

El vecino pidió ayuda, pero para el momento en que regresó con él, Kim y su silla de ruedas no eran más que un montón de cenizas. Sólo sus pies quedaron intactos. Extrañamente, las cortinas y la ropa cercanos estaban totalmente intactos, no habían sido tocados por el fuego, a pesar de que el calor producido para convertir a Kim en cenizas debía haber destruido todo.

sik_kim

Se cuenta que el vendedor de puerta en puerta Jack Angel es un superviviente de la combustión humana espontánea. En 1974, Jack se quedó dormido en su caravana en Savannah, Georgia. Durmió durante varios días, y cuando despertó, su brazo y espalda estaban cubiertos de quemaduras. Incluso había un agujero de quemadura en el pecho. Miró a su alrededor y no vio ninguna prueba de fuego en el interior de la caravana, estando incluso ya ropa que llevaba, intacta. Aterrorizado, salió de la furgoneta y se dirigió a un hotel cercano, donde se desplomó. Cuando se despertó en el hospital, los médicos desconcertados sólo podían decirle que las quemaduras parecían proceder de su brazo izquierdo.

Angel contó su vida en el programa de TV Esto es Increíble, que trata temas supuestamente paranormales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s